Tarde de entrega
  1/1/2018
imagen
imagen

Los rejoneadores Emiliano Gamero, Luis Pimentel y Sebastián Torre, dejaron buenos momentos a su paso en la Séptima Corrida de la Temporada Grande 2017-2018 de la Plaza México. En el ruedo de la Plaza México también se vivió un gran mano a mano entre los Forcados Mazatlecos y los Forcados Portugueses de Alcochete.

El toro de nombre “Don Leo”, de 508 kilos, fue el abre plaza de la ganadería de San Marcos para el rejoneador capitalino Emiliano Gamero, que montó a ‘Bendito’, con el que se rodó con torería en la salida, aprovechando la movilidad del astado al que colocó dos rejones de castigo. El Tercio de Banderillas lo inició en los lomos de "Fantástico" al que llevó con temple y mando, toreándolo de costado, citó de frente para batirse a pitón contrario y colocar la primera banderilla en buen sitio.
"Encantado", lo acompañó en el Segundo Tercio para dejar una banderilla más en momentos de voluntad debido a que el toro fue a menos; montando "Glamour" cerró el segundo tercio para dar paso a la primera pega de los Forcados de Alcochete. Con "Presagio”, colocó el rejón de muerte. Fue silenciado tras un aviso.

El rejoneador tlaxcalteca Luis Pimentel tuvo una actuación llena de valía y torería con el segundo de la tarde de nombre “Don Quico”, de 487 kilos, de la ganadería de San Marcos, consiguiendo instantes de calidad cuando montó a "Zapata". Errático con el rejón de muerte fue silenciado. Gran pega al segundo intento realizó René Tirado de los Forcados Mazatlecos, quien fue ovacionado de pie por la magnífica ejecución.

Sólida actuación tuvo el rejoneador potosino Sebastián Torre con el tercero de la tarde que llevó por no nombre “Don Lalo”, y con el que mostró su clara evolución, dejando momentos de gran clase, templando al toro que tuvo movilidad y colaboró en el lucimiento en el Segundo Tercio. Falló con el rejón de muerte y fue silenciado. Con el cuarto de la tarde, “Don Octaviano”, la variedad e inventiva de parte de Emiliano Gamero quedó de manifiesta con una actuación en la que tuvo una conexión importante con el respetable. Importantes momentos firmó con "Casanova", colocó banderillas y toreó de costado. También con "Presagio", y "Glamour", alcanzó
momentos de gran valía, sin embargo, las fallas con el rejón de muerte no le permitieron tocar pelo, dio una vuelta al ruedo.

“Don Javier”, el quinto de la tarde, fue un toro con el que Luis Pimentel se mostró ante la afición con un toreo variado luciendo con las banderillas de principio a fin, gracias también a la entrega de los caballos "Gallito", "Nopal" y "Mendoza". Fueron una vez más las fallas que tuvo con el rejón de muerte las que no le hicieron irse de vacío, cosechando antes las palmas del respetable para después dar una vuelta al ruedo.

Gran cierre tuvo Sebastián Torre con un toro potable que tuvo además movilidad y clase, se rodó con verdad, llevando al toro con temple al torearlo de costado antes de la colocación de las banderillas, una actuación en la que el caballista potosino confirmó su buen paso, y con la posibilidad de cortar una oreja, se puso pesado con el rejón de muerte y todo quedó en palmas.

Regresar  Más noticias...