Saldívar se queda con el triunfo
  26/11/2017
imagen
imagen

Arturo Saldívar se convirtió en el triunfador de la segunda corrida de la Temporada Grande 2017-2018 de la Plaza México, y lo hizo al cortar la única oreja del festejo. Vibrante fue la actuación del diestro hidrocálido con el toro “Bienvenido”, de la ganadería de Jaral de Peñas, que además fue premiado con el arrastre lento tras su buen juego.

En la tarde de confirmación de Leo Valadez dejó buenos momentos, sin embargo, falló con la espada y perdió así la posibilidad de tocar pelo. El diestro español Cayetano Rivera costeó con un lote complicado con el que estuvo voluntarioso, mientras que el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza, dejó instantes de valía con los toros de Bernaldo de Quirós.
“Olivo”, de 491 kilos, de la ganadería de Bernaldo de Quirós fue el abre plaza del festejo para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza que dejó instantes de mucho lucimiento, siempre con torería y temple del maestro del rejoneo. Las fallas con el rejón de muerte lo llevaron a ser silenciado.

“Arrogante”, de 477 kilos, de la ganadería de Jaral de Peñas, fue el segundo del festejo para el diestro hidrocálido Leo Valadez que confirmó su alternativa. Vistosidad y variedad imprimió Valadez en capote y muleta, ello pese a las condiciones del toro por lo que no resultó fácil someterlo. Se impuso el mando y poder del joven diestro que en la cercanía de tablas cuajó muletazos de gran calado por ambos pitones, robando naturales de gran nota. Bernardinas al final de su trasteo que cerró con la misma verdad con la que inició. Errático en la suerte suprema fue aplaudido.

El tercero de la tarde fue “Barítono”, de 518 kilos, de la ganadería de Jaral de Peñas, que correspondió al diestro español Cayetano Rivera que inició su trasteo por pitón derecho ante un toro que poco se prestó para el lucimiento, robando muletazos de mucha valía, pues en todo momento estuvo con firmeza y determinación, teniendo además como factor en contra al viento. Cayetano fue aplaudido tras su labor en la que estuvo pesado con el acero.
El cuarto del festejo fue el toro que llevó por nombre “Bienvenido”, de la ganadería de Jaral de Peñas, correspondiendo a un firme Arturo Saldívar, que recibió con larga cambiada de rodillas, jugando bien los brazos con el percal.

Brindó al respetable para temerario iniciar su labor en el centro del ruedo, marcando un cambiado por la espalda que provocó el olé con fuerza en los tendidos. Saldívar tuvo una faena importante, toreando con mando y poder por pitón derecho ante un toro que tuvo ritmo y recorrido. A placer corrió la mano Saldívar que toreó con hondura, y verdad, dejando pasión y sentimiento también por el toreo al natural, siempre con una entrega absoluta. Su importante actuación la cerró con ajustadas bernardinas, dejando una estocada en buena colocación, sin embargo, el toro tardó en doblar, por lo que usó la espada corta, y tras la mayoritaria petición cosechó una oreja.

Regresar  Más noticias...